Buscar este blog

Gracias por tu visita, por estar aquí y compartir...

domingo, 2 de octubre de 2011

PUNTOS DE VISTA SOBRE PAREJAS CREYENTE EN DIOS.


Plan De Dios Para La Pareja
View more presentations from Iglesia, Vida Victoriosa
reflexiones de paisajes
nemo00 
Por qué la mujer debe estar sometida al hombre. Que significa en sí esto?. No logro comprenderlo. He visto muchos casos que por la mujer por ser sumisa y sometida, terminan perdiendo su individualidad y al final quedan solas maltratadas y abandonadas. Yo se que no hay que poner peros a Dios... sin embargo se me haria mucho más fácil si lo comprendiera. Las mujeres tienen toda la capacidad de de tomar desiciónes por ellas mismas por qué entonces deben someterse al hombre. Por qué no se someten ambos? Al se sumisa la mujer no pierde poder de decisión en el hogar?
 los amigas son religiosos


Iglesia, Vida Victoriosa, Lider, 


Pastor, administrado at Iglesia, Vida 


Victoriosa, 



Sometimiento no equivale a soportar ni el mas minimo abuso, o menosprecio del gran valor que Dios ha dado a la mujer. No significa que pierdas tu identidad o capacidad de decidir. Creo que Dios ha puesto a la pareja como un equipo, pero es el reconocimiento del rol que Dios ha asignado al hombre, que esta condicionado al cumplimiento del hombre de amar a su mujer como Cristo amo a la iglesia. Esto no es algo que se impone, o forza en la mujer, sino que es la decicion voluntaria de la mujer en respuesta al amor respeto, sacrificio de su marido.




Dios creó al ser humano libre de albedrío, y como seres únicos: lo que significa que cada ser debe actuar y decidir según las circunstancias  del momento que está viviendo y lo que desea para su vida buscando el equilibrio y la armonía que debe existir siempre en una pareja que se ama.
Cuando este equilibrio se pierde y traspasa los códigos del respeto se pierden las confianzas y se debilita el lazo de amor.
Ninguna persona debe permitir ser humillada ni menos preciada porque cada ser tiene un valor individual proporcionado por Dios que siempre debe sobresalir a todas las circunstancias.
Cada ser tiene que darse el tiempo de conocerse a si mismo explorar su interior y amarse como el ser valioso que creó Dios, cuando esto se logra se llega a conocer el verdadero amor y todos sus componentes basados en compartir todos los momentos, buenos y malos, tristes y alegres: en complicidad y con alturas de mira, en lo que no cabe sometimientos de uno o de otro, sino que el amor bien llevado y bien cuidado.... los lleva a tomar siempre las decisiones correctas, serenas y con destinos exitosos.





La pareja debe estar siempre con la búsqueda de conocerse mutuamente y dialogar en forma serena, cuando el diálogo pierde la postura de paz y entendimiento, y se sube el tono del diálogo, se inician discusiones que llevan solo a decir ofensas sin pensar, que no llevan a ninguna solución y solo producen, dolor y arrepentimientos por actos de momentos de ira.
Lo mas importante es la comunión con Dios, porque Él, nos entrega paz, amor y sabiduría para vivir feliz.
Cuando se habla de sometimiento no significa agachar la cabeza y a todo decir que si: el contexto de esta palabra es para que cuando las situaciones difíciles se presenten , usar la inteligencia para buscar el momento exacto para buscar soluciones y en ese momento decir que Dios nos creó y nos ama a todos por iguales él nos creó como seres únicos y con pensamientos propios para tomar cada uno sus propias decisiones con respeto a su pareja y esperar el mismo respeto para uno.
Dios ama y desea siempre lo mejor a quienes creen en Él y hacen su voluntad.
Dios Bendiga al hombre y la mujer que se han unido para formar una familia y que estas Bendiciones lleguen a toda su descendencia.
Elías.



El Valor de la Familia


¡Cuán sagrada es la familia!
¿Sabes por qué digo esto?
Pues aunque mora en la tierra,
el Dios del cielo es el dueño.
Lo que un día comenzó
en el Edén, en el huerto
ha seguido cultivando
con mucho celo y esmero.
El valor que Dios le dio
a la familia en un tiempo
es el que debemos ver
aún sin poder comprenderlo.
Más valor que todo el oro
es el que debemos darle
para así poder seguir
siempre firmes y adelante.
No importa cuántos los miembros;
No es necesario contarles;
Es la unidad y el amor
Lo importante y lo que vale.
Si en ello permanecemos
no importando los embates
del Señor recibiremos
bendición por agradarle.
Ha sido tan maltratado
el hogar en este tiempo
que desde el cielo el Señor
llora y gime sin consuelo.
No seamos indiferentes,
cada cual haga su parte
pues al final del camino
seremos todos triunfantes.
Sea el hogar restaurado,
cada miembro se arrepienta
de tanto manifestar
el pecado en esta tierra.
Reclamemos al Señor
de su gran misericordia
para poder disfrutar
en el hogar … la Victoria.
-- Zaida C. de Ramón --

No hay comentarios:

Publicar un comentario