Buscar este blog

Gracias por tu visita, por estar aquí y compartir...

domingo, 8 de enero de 2012

¿HASTA DÓNDE ESTÁIS DISPUESTOS A SUFRIR POR AMOR?



¿Qué tan dispuestos estamos a sufrir por alguien? ¿Cuál es el límite? La respuesta es personal e intransferible.
La egoísta sensación de merecer que surge por el hecho de dar, no es siempre egoísmo o utilitaria generosidad, sino auténtica dignidad.
Cuando damos lo mejor de nosotros mismos, cuando decidimos compartir nuestra vida en intimidad, cuando abrimos nuestro corazón de par en par y desnudamos nuestra alma hasta el último rincón,
cuando perdemos toda vergüenza, cuando los secretos dejan de serlo, al menos merecemos comprensión, existe merecimiento.

Por supuesto que merecemos en virtud de honesta y franca dignidad.
Que se menosprecie, ignore, olvide o desconozca fríamente el amor que regalamos a manos llenas es desconsideración, vileza del ser, o, en el mejor de los casos, ligereza.
Cuando amamos a alguien que, además de no correspondernos, desprecia nuestro amor, estamos en el lugar equivocado.
Definitivamente, esa persona no se hace merecedora del afecto que le prodigamos. Con una nueva conciencia la disyuntiva empieza a dejar de serlo, la cuestión empieza a hacerse clara y transparente, obvia: si no me siento bien recibido en algún lugar, empaco y me voy.
Nadie de corazón sensato se quedaría tratando de agradar o disculpándose por no ser como les gustaría a los otros que fuera. R.W. Emerson lo expresó de sublime manera: “La verdad es más hermosa que el fingimiento del amor”.

En cualquier relación de pareja que tengas, no te merece quien no te ame, y menos aún, quien te lastime.
¡Haz surgir una nueva conciencia en ti! Incluso, si alguien te hiere reiteradamente sin “mala intención” – este absurdo existe - es posible que te merezca, pero en verdad no te conviene. Definir tus límites, basados en tu dignidad, es el mejor modo de conservar tu…
¡Emoción por existir!
Alejandro Ariza

El no querer darle vuelta a la página es semejante a que 

si quisiéramos vivir como en un álbum de fotografías 

que nos muestran nuestro pasado, pero no construyen 

nuestro futuro.

Es válido el que quieras recordar momentos que te 

hicieron sentir algo inexplicable, lo que no es válido es 

que lo recuerdes con dolor.

Déjale a la vida la oportunidad de sorprenderte. Deja que 

la vida siga su curso, entre más forces algo, menos lo 

obtendrás. Nunca dejes a un lado tus planes, sueños, 

anhelos, siempre avanza.

Cada persona que pasa por nuestra vida aporta algo para

 nuestro desarrollo, crecimiento y madurez por ello es 

necesario identificar que es lo que el trato con las 

personas que convives diariamente han dejado en tu 

vida. Seria absurdo tratar de omitir páginas de la historia 

de nuestra vida ya que aunque éstas sean experiencias 

desagradables tienen un gran contenido de enseñanza 

que perderíamos solo por evitar experimentar una 

sensación de dolor, nuestra perspectiva cambia cuando 

buscamos enseñanzas auque no aprobemos del todo el 

método de cómo lo aprendimos.


Mantente en actividad. Será difícil al principio, por ello

 es recomendable que retomes actividades que te son 

agradables y que te hacen sentir bien física y 

emocionalmente, luego continúa realizando acciones en 

beneficio de los que te rodean, eso te retribuirá más de

 lo que des.
Las heridas
tardan en sanar dependiendo de las formas 
que uses
 para sanarlas.

Míralo de esta forma, has quedado libre y puedes abrir
 tus alas y dejarte llevar en espera de aires mas frescos
 que purifiquen y sanen el alma de heridas, dolores y
 tristezas.
¡La vida tiene a persona especial aguardando tu
 llegada!
Nunca pienses que si alguien se va de tu lado es tu
 culpa o te sientas menospreciada, cuando las parejas
 se separan no es porque uno de los dos sea menos,
 sino porque en uno de los dos, el amor depositado y
 compartido no era de bases sólidas, porque han de
 saber que cada ser tiene pensamientos y sentimientos
 propios, y a veces los sentimientos suelen confundir el
 verdadero amor con la ilusión, y cuando la ilusión se
 termina es donde viene el termino de la relación y el
 abandono.
Por eso es mucho mejor percatarse a tiempo, que vivir
 una vida errada y cargada de sufrimiento.
Así que quienes estén con tristezas de amor.... a alzar el
 vuelo por un destino mejor y un amor verdadero que
 perdure en el tiempo. 
Ten siempre presente que el mejor sanador es Dios,
 abre tu corazón y Él con su amor sanará tus heridas y
 será tu consuelo.

1 comentario:

  1. Hermoso pensamiento!!! Fracasar en un amor es crecer, reflexionar y encontrarse con uno mismo!!!!

    ResponderEliminar