Buscar este blog

Gracias por tu visita, por estar aquí y compartir...

domingo, 30 de octubre de 2016

CONSEJOS PARA UN MATRIMONIO EXITOSO CON PENSAMIENTOS DE AMOR, ENSEÑANZA Y REFLEXIÓN...


La época del noviazgo es hermosa: es magia, fantasía y felicidad. El romance y la seducción juegan una parte importante y se disfruta de sentimientos hermosos que te hacen tocar el cielo, afloran los mensajes hermosos que enamoran y se comparten mutuamente como estos...
 Nuestra historia de amor... ¡es el guion que Dios escribe cada día en nuestras vidas!...
Dios te trajo al mundo para que proyectes tu luz en medio de la oscuridad que me rodeaba...
En esta vida hay tiempo para todo, menos para dejar de pensar en ti.
Te amo más allá de un te quiero, más allá de un te amo… más allá de todo...
Quizá no tenga alas para llevarte al cielo, pero si cuerpo, alma y letras para demostrarte que ¡te quiero!...

Si seduces mi mente te daré mi cuerpo, si me conquistas con tus besos te entrego mi corazón, pero si enamoras mi alma seré tuyo para siempre...
Te Amo porque: todo lo que necesito, todo lo que me hace falta, todo lo que me gusta, todo lo que más anhelo, todo lo encuentro en ti...
Si pudieras mirar dentro de mi corazón, encontrarías tu nombre escrito en cada rincón.
Pero con el matrimonio todo cambia... ¿Por qué?... La energía que se invertía en el cortejo ya no es necesaria. Porque ya están casados.
Aunque es una gran oportunidad para conocer y emprender una nueva vida, existe un riesgo: expectativas falsas.
La pasión no es eterna. En general, dura entre 6 meses y dos años, tiempo necesario para permitir que el amor verdadero, que se basa en el conocimiento de tu pareja, los haga unirse más.
Cuando la pasión decae, es un despertar del cuento de la princesa y el príncipe azul. Te das cuenta de los defectos de tu pareja y es cuando extrañas los momentos de seducción y romanticismo del ayer.

Hay desacuerdos de como ven la vida. Es un momento de tensión ¿Esto es malo? No. Así como después del verano viene el otoño, después de la pasión surge este despertar a las diferencias entre dos personas distintas.
El otoño es peligroso. Las diferencias con tu pareja crean conflictos. Y al no encontrar comprensión momentánea, surge la necesidad de encontrar a alguien que te escuche y comprenda. Y cuando encuentras a una persona del sexo opuesto con la que puedes expresarte, existe el peligro de enamorarte y de las aventuras que recreen la pasión y romanticismo que extrañas.
El otoño, es una época crítica, en la que muchos matrimonios se divorcian.
Es importante comprender que un matrimonio no es solo romanticismo y pasión. Es entender que tú tienes sueños y tu pareja también. Tu compromiso, debe ser impulsar y apoyar a tu pareja en el logro de sus sueños. De la misma forma, ella debe apoyarte en lograr los tuyos. Un matrimonio sólido, es cuando los dos comprenden esto.
Cuando un hombre no comprende esto de su esposa y espera que solo sea buena madre y prepare la comida, sin poner atención a sus sueños, la mujer se comienza a secar en vida.

Y es, en ese momento, en el que es muy receptiva al cortejo de otros hombres y te puede ser infiel. Aprende a escucharla.
De la misma forma, si como mujer solo esperas que tu esposo lleve dinero a la casa y sea buen padre, se secará en vida. Y también será receptivo a una infidelidad, una mujer que escuche sus sueños.
La palabra clave aquí es diálogo. Platiquen y acuerden acerca de sus sueños y de que forma se ayudarán para alcanzarlos. No se puede esperar un matrimonio perfecto, entre dos personas imperfectas.
Siempre existirán diferencias. Pero trabajar en las coincidencias y dialogar para resolver los desacuerdos, es el pequeño secreto de los matrimonios exitosos.
Edgar Martínez.

El amor superficial piensa únicamente en el momento. El amor verdadero piensa... ¡para toda la vida!...
 Cuando Dios une dos personas, nada ni nadie puede separar el inmenso amor que se crea...
Llegaste a mi vida como un milagro, sonríes, me haces feliz, me llenas de vida y entonces no me queda dudas que nuestro amor es una bendición de Dios...
Dios pone personas en nuestras vidas para enseñarnos, inspirarnos, edificarnos, ayudarnos a crecer, hacernos reír y para hacernos fuerte. Por eso te trajo a mí...
Imagina el amor de una persona que al orar le habla a Dios de ti... así es mi amor por ti.
Un amor de pareja y para que un matrimonio tenga éxito ha de estar conectado con lo Divino, porque el amor es un maravilloso regalo de Dios...

No hay comentarios:

Publicar un comentario