Buscar este blog

Gracias por tu visita, por estar aquí y compartir...

domingo, 1 de abril de 2012

HISTORIA DE JANYRA: HOY HE VUELTO A VIVIR.

Este es el reflejo de mi vida......
Muchos me dijeron baja los brazos, otros me decían sigue adelante.
Mi mente me decía para un poco te estás dañando. Mi corazón me decía seguí de a poco pero seguí. Hubo muchas piedras en mi camino. Atravesé muchos senderos con espinas. Muchas veces estuve ahí apunto de renunciar y darme por vencido. Ahí estaba la mano amiga que me levantaba, pero llego un momento en el que esa mano ya no aparecía.
En el que me di cuenta que estaba sola luchando ante mis fuerzas, luchando ante mi cobardía, ante mi inseguridad, transité el peor de los caminos, el más difícil… Iba avanzando a pasos lentos y retrocediendo a pasos agigantados. Cada día el alejamiento y la soledad se iba metiendo adentro de mi ser, hasta que llegué a un momento en el cual empezaba a sentirle el gusto a la triste soledad, y eso era algo que me molestaba, yo no pertenecía ahí, me sentía incomoda pero era la única solución en el momento.

Cada día la luz era tapada por miles y miles de sombras… Caminaba caminos que nunca creí caminar, paso por el mismo lugar muchas veces, probé nuevas cosas, nuevos caminos… Fue eso lo que me hizo dar cuenta de mis fuerzas, de mis sentimientos, de mi dolor, sin darme cuenta estaba parada sobre un camino desconocido, pero estaba parada a pesar de todo lo que pase, estaba de pie, estaba caminando…
Cada vez me daba cuenta que los caminos que caminé me servían de aprendizaje, algo saque de todo eso… Ahora valoro mucho más eso, eso, eso que nunca vi… Eso que nunca le preste atención quizás por mi ignorancia o por miedo a descubrir… Pero todo, todo pero todo tiene más sentido ahora, todo tiene más significado, como me dijo un amigo “uno valora más las cosas cuando no las tiene”.

No cambiaría en nada de lo que hice en nada, aprendí mucho, comprendí y ahora tiene sentido aquel dicho “lo que no mata hace más fuerte”… Aunque sé que dañe mucho y que sufrí mucho por ello, si cambiaría algo sería el sufrimiento que provoque a los demás, pero si no fuera por eso no hubiera cambiado nada. Debo de pedir perdón a los que dañé sin pensar pero quiero decirles que gracias a que me mostraron mi error estoy acá.
Dejé atrás aquella chica, aquella niña que jugaba, quizás lleve algo de ella, pero fui cambiando a lo largo de este tiempo…
Ahora que tengo otra oportunidad para ser feliz no la voy a desaprovechar, ya cometí errores de los cuales exprimí su enseñanza.
Todo esto se lo debo a una sola persona, que fue la que estuvo ahí en todo momento por más que la haya dañado siguió a mi lado y sin pensarlo siempre me brindo comprensión…
Jamás me abandonó ni en los peores momentos de mi vida, siempre desde que entro a mi vida me brindo simplemente alivio, felicidad y paz… Jamás me hizo me hizo sufrir, todo lo que sufrí fue por mi ceguera… Perdón por no haberte ocultado todo aquello, pero ya pasó…
hace casi 1 año.

Gracias “mi vida” por todo… me das demasiada felicidad, gracia mil y miles de gracias por dejarme caminar este camino tomada de tu mano… gracias a vos soy lo que soy ahora, gracias por cada segundo de paciencia y de comprensión que me diste, gracias por siempre estar… creo que ya sabes todo lo que significas para mí….gracias a ti y en especial a Dios es que he vuelto a renacer a vivir de nuevo y a ser feliz.
La reflexión que me ha dejado lo vivido es que hay que saber apreciar a quienes nos aman y a quien es parte de nuestra vida.

Aveces es fácil dejarse llevar por palabras lindas por sentimientos equivocados que solo llevan a la destrucción interior de la persona y se daña a quien realmente le ama.
Cuiden y ame lo que tienen porque las aventuras siempre dejan huellas dolorosas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario