Buscar este blog

Gracias por tu visita, por estar aquí y compartir...

jueves, 9 de agosto de 2012

AÚN HAY ESPERANZA DE SALVAR TU MATRIMONIO.



Un lindo mensaje en este día que enriquece nuestras vidas con mas sabiduría. aunque el mensaje se enfoque a las parejas deja una gran reflexión a todo el que tiene la oportunidad de leer y ver los videos.
Ante la llegada intrépida de una separación, es imprescindible absorber la mayor enseñanzas y consejos.
Sin apresurarse a tomar decisiones que mas tarde sea de arrepentimiento por decisiones equívocas por falta de conocimiento.
Hoy los invito a reflexionar de los consejos y enseñanzas que verán a continuación, esperando sea de ayuda a solucionar dichos conflictos.


Estadisticamente hablando, casi el sesenta por ciento de 

los matrimonios terminan separandose, aunque varios 

de los matrimonios en realidad no tienen remedio la 

mayoría si se pueden salvar, claro que a esto hay que 

sumarle dedicación y mas que nada determinación por 

parte de los dos involucrados, sin importar la clase de 

problemas que tengan ni quien tenga la culpa de ello.

A continuación describo algunos consejos muy 

eficientes que te ayudarán a salvar tu matrimonio, cabe 

mencionar que para que éstos métodos funcionen de 

maravilla los involucrados tienen que proponerse a 

seguirlos al pie de la letra y trabajar juntos para lograrlo

 y asi resolver sus diferencias.

Comunicación. La comunicación es absolutamente 

esencial para que los matrimonios sean felices y

 duraderos, tu y tu pareja deben dejar en claro lo que 

sienten el uno por el otro, cuales son sus opiniones 

referente a su matrimonio y lo que cada uno necesita y 

requiere de la persona opuesta, al hacer esto los dos se

 van a dar cuenta de lo que la otra persona siente que 

está mal en su matrimonio, lo cual quiere decir que 

pueden buscar una solución juntos para arreglar su 

problema.


Manten la calma. Regularmente cuando existen 

problemas en el matrimonio tiendes a enojarte 

rapidamente por cualquier cosa, trata de enfrentar los 

problemas maritales de una forma pacífica, si tus 

palabras hieren a tu pareja o no tienes respeto por tu 

pareja cuando hablan eso no te va a ayudar en nada.

Compromiso. El matrimonio es de dos personas, lo cual 

quiere decir que el punto de vista de los dos vale y tiene

 que ser respetado por la otra persona, recuerda que si 

das un poquito se te puede regresar doble, lo mismo va 

en el matrimonio, da un poco de felicidad a tu pareja y tu

 pareja hará lo mismo por ti.

Pongan metas. Asegúrate de poner metas en tu

 matrimonio que reflejen la opinion de los dos, al mismo 

tiempo sería conveniente que determinen que tiene que 

hacer cada uno de ustedes para llegar a esa meta.

Se paciente. Resolver problemas de matrimonios no se 

hace de la noche a la mañana, asegúrate de tener 

paciencia con tu pareja y contigo mientras trabajan para 

arreglar los problemas que esten teniendo, si no cuentas 

con la paciencia requerida puede ser desastroso.

Perdón y olvido. Dependiendo de la situación ésto puede

 ser muy difícil, especialmente si tu pareja te fue infiel, en

 éstos casos si quieres salvar tu matrimonio a pesar del 

engaño, tienes que tratar de perdonar, ya que solo así 

lograrás preservar el matrimonio, todos sabemos que 

una infidelidad no se olvida a si de fácil, pero si quieres 

seguir con tu matrimonio procura no sacar el pasado, 

enfocate en el presente para tratar de mejorar todo lo 

relacionado en tu matrimonio.



La cuestión es ¿para qué luchar? 

Todas las parejas tienen desacuerdos, pero una falta de 

concordancia no tiene por qué significar una batalla. 

Hable sobre estas diferencias y descubrirá que los 

argumentos son secundarios frente al afecto. Aprenda a 

callarse cuando se de cuenta que no tiene razón, y a 

comprender cuando difiera.

No permita que las quejas menores hagan perder de vista

 lo importante; trate de sobreponerse a estas cuestiones 

secundarias. No descargue sus enojos relacionadas con 

otras personas sobre su pareja o sus hijos. Nunca 

golpee a su pareja. Sea honesto, comprensivo, y 

compasivo.


Muestre todo su respeto y cariño hacia su pareja. Como 

todos los especialistas señalan, se debe estar seguro de

 estar enamorado de la pareja, no de uno mismo. De 

hecho, muchos miembros de parejas casadas se adoran

 a sí mismos más de lo que aman a su esposa/o.

Y sobre todo, cada uno de los días en que se despiertan 


juntos, no olvide decirle a ella o a él, "te amo". Y no sólo

 con palabras, sino poniendo todo su corazón en esa

 maravillosa expresión.


Han de tener siempre presente que cada momento, cada

 día ha de ser siempre motivo de sorprenderse uno al 

otro, aún con pequeños detalles agradables y tiernos.

Sea Dios, entregando paz, amor unión, felicidad y 

muchas 

bendiciones en sus vidas por el bien de la pareja y 

mayormente por los hijos.
 Para estar mañana en los recuerdos de tus
hijos, debes estar en sus vidas hoy.
La única condición de amar es
amar sin condiciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario